La mujer Sufi Musulmana

1

Fatima (Guía Santa y Maestra Espiritual de Ibn Arabi)

 
El discipulo no debe tener amigas entre las mujeres hasta que el mismo se haya convertido en una mujer en su alma

Ibn Arabi

 
 

El alma de las mujeres está más preparada para alcanzar más rápidamente una posición más elevada en la divina presencia. No hay criatura más podersosa en el universo que la mujer. Cada ángel que Dios ha creado del aliento de las mujeres es el más poderoso de los ángeles

Ibn Arabi

 
 
 
 
2

Shams de Marchena (Maestra Espiritual de Ibn Arabi)

Ibn al’Arabi cuenta:

Shams de Marchena (el sol de Marchena) vivió en Marchena de los olivos, y la visité muchas veces. Ella tenía un corazón fuerte y puro, una grandeza espiritual y fina discriminación.

Yo la encontré por primera vez cuando tenía ya ochenta años. Un día al-Mawruri y yo estuvimos con ella. De repente ella mirò hacia otra parte de la habitación y alzó  con toda su fuerza la  voz: ‘¡Alí, torna atrás y va a recoger la toalla!’. Cuando la preguntabamos con quién habia hablado, explicó que Alí estaba en camino para visitarla y se había sentado a la orilla de un río para un bocadillo. Alzándose se había olvidado la toalla, entonces le llamó su atención.

Alí en aquél momenta estaba más de una milla de distancia. Después de una hora llegó, y respondiendo a nuestra pregunta lo que le había pasado confirmó la historia, que se había sentado a la orilla del río para comer, y muy desatento había seguido su camino, hasta que escuchó la voz de Shams que le hizo volver atrás a recoger la toalla.”

 
 
 
 

3Abu Huraira narró que un individuo vino al Profeta Muhammad (SAW) yle preguntó,

‘¿Quién de entre la gente merece más mi buen trato?’

El Profeta (SAW) respondió: “Tu madre”.
” El hombre dijo: “¿Y después?”
El Profeta respondió:”Tu madre.”
El hombre preguntó una vez mas:”¿Y después?”
Y el Profeta (SAW) dijo de nuevo:”‘Tu madre.”
El hombre preguntó de nuevo: “¿Y después?”
Y el Profeta Muhammad (SAW) dijo:
” Tu padre.”
(Muslim)

Profera Muhammad (SAW)

 
 

4

Grand Shaykh Muhammad Nazim al-Haqqani ar Rabbani. 

Sohbet de abril 2004. Lefke, Chipre.

La vida es una concesión muy grande de Allah Todopoderoso para todos, incluso las hormigas saben esto y están alabando y glorificando a su Señor. ¡ Hormigas ! Y más pequeñas que las hormigas muchas otras criaturas también tienen comprensión (idrak). Tienen comprensión porque ustedes no van a encontrar nada en existencia que no conozca a su Creador, está abierto para todos y esto es lo que Allah Todopoderoso está declarando a través de sus libros sagrados, y particularmente el Libro del Sello de los Profetas, el Sagrado Corán. “No hay nada en existencia que no conozca a su Creador “.

Conocer, glorificar y dar gracias y alabanzas es el punto final de sus niveles. Si ellos tienen un nivel y de allí glorifican, ellos no lo dejan (no bajan de ese nivel), están en el límite más alto de ser en la Creación y desde esa posición están dando los más altos respetos, alabanzas y glorias a su Señor. Todos están dando, así debe ser. Pero en la humanidad no todos pueden comprender esa posición secreta y escondida de cada criatura.

Nada puede estar en existencia sin conocer y glorificar a su Creador porque es un honor, uno no lo puede medir, uno no puede traer una balanza para evaluar ese honor. Es imposible traer una balanza para medir ese honor porque todo lo que uno traiga pertenece al mundo material, con valores del mundo material, entonces no puede medir el placer que siente ese átomo por estar en existencia, ellos lo saben y están alabando y glorificando a su Creador. ¿ Y qué hay acerca del hombre, la humanidad,  que también han sido creados ? El diseño y la forma del primer hombre han sido otorgados por su Creador, por El mismo, no dejando que los ángeles hagan eso, no ! Al primer hombre El lo formó y lo diseñó como El quiso, primer hombre y primera mujer. El hombre y la mujer están tan cerca a través de sus diseños, gloria a Allah. Pero nunca van a ser iguales, macho y hembra, hombre y mujer, son cien por cien diferentes, sus diseños cien por cien diferentes, sus formas de acuerdo a su diseño cien por cien diferentes, incluso un pelo del cuerpo de los hombres y las mujeres son cien por cien diferentes, el diseño externo es cien por cien diferente, sus órganos interiores cien por cien diferentes, son una pareja, pero aunque exteriormente parecen similares nunca son similares, son cien por cien diferentes.

Y el tonto de Shaytán, a través de su idiotez, corre detrás de la humanidad desatenta, tratando de hacer entender a los hombres y mujeres que son iguales. Ellos dicen: “Hay igualdad entre el hombre y la mujer”. ¡ Ya Hu ! Si va a haber igualdad entre el hombre y la mujer debe haber solamente hombres o solamente mujeres.

Si nosotros somos iguales a las mujeres, las mujeres deben ser hombres. Si nosotros somos iguales en todo a las mujeres, entonces debemos ser mujeres, no hombres. Pero la enseñanza satánica está dando un entendimiento falso de que el hombre es como la mujer y la mujer es como los hombres.

La enseñanza satánica pide que el entendimiento de la gente acerca de los hombres y las mujeres sólo sea una caricatura, caricatura es la descripción más simple de una persona, si tú piensas que la caricatura pertenece a ese hombre ¿ qué distancia hay entre ese hombre y la caricatura ? Esa caricatura si va a ser como un hombre, entonces las mujeres van a ser como hombres, y si esa caricatura va a ser como una mujer, entonces los hombres van a ser como mujeres. ¡ Hasta acá llegamos ! Allah Todopoderoso, El es el Creador, ¡ Subhanallah ! Creó al primer hombre y después creó a la mujer. El es el diseñador y formador para el primer hombre y la primera mujer, como El diseño y formó aun continúa la misma situación, no es como la creación y diseño del primer hombre. El Señor de los Cielos dice: “Yo soy el diseñador de ustedes, a través de los vientres de sus madres, yo soy el Uno, nadie puede involucrarse en mi diseño, formación, creación y otorgamiento que yo le voy a dar a esa nueva creación de la humanidad a través de sus vientres. Yo soy ese Uno”.

El primer hombre fue creado fuera del vientre de una madre, porque el primer hombre no vino de una madre y un padre. El preparó el diseño y sopló el alma divina a ese primer hombre, estaba listo para ser un representante de su Creador, la creación de Adám fue abierta, pero la creación de Hawa fue secreta, escondida, según el conocimiento tradicional fue de la costilla izquierda de Adám, pero no da más detalle.

Adám estaba durmiendo una pequeña siesta y Hawa fue creada, listo ! Sin tiempo y sin usar Allah Todopoderoso para Hawa lo que usó para la creación de Adám, tantas cosas que usó para formarlo a él, solamente la siesta y ella estaba lista. Por lo tanto la creación de la mujer fue cien por ciento diferente que la creación de Adám y su diseño es cien por ciento diferente que el diseño del hombre, incluso el conocimiento tradicional dice que fue tomada de la costilla de Adám por lo tanto hay un área sin hueso, sin costilla en el hombre. Pero…qué hay acerca de las mujeres, de Hawa ? ¿ Ella también tiene una costilla perdida ? No. ¿ Por qué continuar ? Hay un conocimiento secreto que para nuestra comprensión desatenta muestra Allah Todopoderoso a través de lo que dijo: “La creé de él y nadie ha sido testigo de esa creación ni de ese hecho”.

Por lo tanto la espiritualidad de la mujer es demasiado elevada y la espiritualidad del hombre demasiado pesada, por lo tanto la mujer puede alcanzar rápidamente las posiciones más elevadas en la Divina Presencia. Sus almas están preparadas para ese propósito, por lo tanto las mujeres están más cerca de las posiciones celestiales. ¿ Entienden ? Y siendo seres celestiales, sus caras traslucen a través de su belleza, Tajalli, la Apariencia Divina. Por lo tanto cuando Adám se despertó, vio que en el Paraíso no había nada para mirar y disfrutar, tan solo se vio atraído por la belleza de Hawa, y la belleza pertenece a los cielos, la belleza es del mundo espiritual, es una concesión, por lo tanto Rasulullah (s.w.s.) dijo: “Yo las quiero, yo las amo, Allah me hizo amar a las mujeres porque su espiritualidad es tan alta y alcanzan posiciones celestiales en el mundo espiritual”. Esto es algo secreto que ustedes nunca escucharon de nadie.

Por lo tanto, las mujeres están en una posición respetable en todos los lados, tal vez un rey, tal vez un emperador, si una doncella viene con su belleza delante de ellos, ellos pueden bajar de sus tronos y respetarla y sentir que su corazón corre hacia el corazón de ella con amor y alegría, nada les da más placer de sus palacios, nada de la belleza material, como le sucedió a Adám que no disfrutaba de los regalos del Paraíso caminando de un lado a otro pidiendo por alguien más. Su corazón nunca iba a estar satisfecho, nada de la belleza del Paraíso, joyas, oro, diamantes, palacios, nada de eso llenaría su corazón con placer. Cuando vio a Hawa OH! quedó sentado por su belleza. Luego Adám le dijo, haciéndole señas: “Ven a mí”, guiñando su ojo y Hawa le daba señales: “No, tú ven”. Finalmente él se paró y fue hacia ella. Por lo tanto, no es verdad que las mujeres corran detrás de los hombres, pero los hombres deben correr detrás de las mujeres.

La gente en nuestra época aprendió a medir todo por la apariencia exterior. Nunca se preguntan sobre la sabiduría real de cada cosa, o sobre sus posiciones reales, miden todo desde afuera, nunca se interiorizan. Por lo tanto Allah Todopoderoso envía a sus Profetas para llamar a la gente y les dice: “Entren, no miren mucho el exterior de este palacio, pero entren y miren lo que hay en su interior”.

Las mujeres pueden alcanzar rápidamente estaciones celestiales, y estamos viendo todo el tiempo que las mujeres corren mucho más hacia la espiritualidad que los hombres, y los hombres son en su mayoría como rocas o madera, sin sentido. ¡ Una creación tan dura los hombres ! El señor los creó de esa manera porque la carga pesada de la vida no puede ser llevada por una creación como la de la mujer. Por eso los hombres han sido creados de una manera tan dura, es muy difícil pedir a los hombres que se interesen en la espiritualidad, que dejen el ser material y que corran hacia sus posiciones espirituales. ¿ Cómo pueden decir igualdad entre el hombre y la mujer ? Gente tan tonta… ¿ Para qué están diciendo       esto ? Para hacer picadillo de mujer, para hacer que las mujeres sean como los hombres, eso es luchar contra la naturaleza. De esa manera se está terminando con la espiritualidad de la mujer. Se las usa para hacer los trabajos de los hombres o para la responsabilidad que se les ha ordenado a ellos. La responsabilidad de los hombres es hacer trabajos pesados, llevar condiciones de vida pesada, como una ostra protegiendo a una perla. La perla por sí misma no se puede proteger, excepto cuando está dentro de la ostra, y los hombres son como la ostra para las mujeres y piden que la perla sea como la ostra.

Ustedes pueden encontrar ostras en la compañía Shell, los hombres pueden ir ahí y decir: “Esta compañía nos pertenece, nosotros somos ostras, dennos nuestras acciones, cada año se llevan trillones en nombre de la compañía Shell. Nosotros somos ostras, dennos nuestra parte. Yo les puedo escribir una carta para que todo el mundo se levante y pida sus acciones de la compañía Shell”.

¿ Cómo puede ser la ostra igual a la perla ? ¿ Qué mentalidad está reclamando esto y hace tantas afirmaciones ruidosas ? ¡ Es imposible !

Quiera Allah darnos comprensión para que podamos agradecerle completamente que le haya otorgado a los hombres lo que les otorgó y que otorgó a las mujeres lo que los hombres nunca alcanzarán. Pero Allah Todopoderoso envió a las mujeres para que sean para los hombres, por eso el Profeta (s.w.s.) decía: “Allah Todopoderoso me hace amar a las mujeres porque cada una de ellas lleva una belleza secreta de sus Océanos de Belleza, que da a los corazones de los hombres placer, gusto y alegría para la eternidad”. Las mujeres son cavidades en los Océanos de Belleza para que los hombres fluyan en ellas si no hubiera mujeres, los Océanos de Belleza no llegarían a los hombres.

¡ Quiera Allah perdonarnos !

Ser respetuosos con nuestras esposas, con las mujeres, mantenerlas y darles sus honores.

Las gentes del siglo XXI nunca les dan derechos reales, respeto y amor a las mujeres, están equivocados, por lo tanto Allah Todopoderoso va a castigar a los hombres del siglo XXI matando a la mayoría, incluso de cuarenta hombres que mueran una mujer quedará viva, cuarenta mujeres para un hombre, cuarenta hombres morirán y quiénes permanecerán ? Aquellos que sean respetuosos con las mujeres, que las tengan en posición de respeto, y que hagan que sean respetables.

La gente del siglo XXI será castigada con la pena de muerte, aquellos que respeten a las mujeres recibirán a través de ellas los Océanos de Belleza, la dulzura de la vida para aquellos que permanezcan, los otros serán llevados porque son basura.

Pedimos ser respetuosos con nuestras damas, con todas las mujeres, para que Allah Todopoderoso esté feliz por el honor del más honrado en su Divina Presencia, Sayyidina Muhammad (s.w.s.) Fatiha.

Mirando a una de las mujeres presentes dice: “No te quedes sin casarte, los que no se casan son gente sin amor en la Divina Presencia. Allah no quiere a los hombres sin casarse, ustedes pidan y Allah envía”.

Luego dirigiéndose a todas las mujeres: “Esto viene del Gran Sheikh para darles Honor”.

Mawlana Sheikh Nazim

 
 
 

5En el Sufismo la mujer es valorada simple y llanamente por ser una mujer que no se avergüenza de su suavidez, por ser una mujer, esposa o madre amorosa y cariñosa y por reclamar su feminidad. No se siente amenazada por el hecho de que el hombre tome alguna decisión o se encargue de las cosas. La mujer Sufi sabe que tiene derecho sobre el hombre. El hombre no le puede decir a su esposa que vaya a trabajar o que ayude con los costes de la casa. El hombre carga con la completa responsabilidad financiera de mantener la familia. Si la esposa quiere contribuir es decisión suya, ella es libre para decidir cuándo y cuánto contribuir.

Muchas mujeres sufies descubren qué maravilloso es alcanzar la femenidady vivir como mujer por primera vez. Esto incluye la forma de hablar, de vestir, hasta de actuar femeninamente.

Cuando entra en contacto con el Sufismo la mujer descubre que desde hace tiempo debe tener la habilidad de ejercer sus derechos dados por Dios. El derecho a ser respetada, el derecho a quedarse en casa con su familia, a ser contenida y cuidada, el derecho a ser valorada por más que su apariencia física al igual que el derecho político y económico.

Aisha Lozano

 

 
 

Nueva imagen (5)Qué dicen el Corán y las Tradiciones acerca de la Mujer y la Vida Social

Obtener Permiso

“¡Creyentes! No entréis en casa ajena sin daros a conocer y saludar a sus moradores. Es mejor para vosotros. Es mejor para vosotros. Quizá, así, os amonestar.” (Santo Corán 24:27)

Semejanza

El Imam Ali (as) cita al Mensajero de Allah (saw) diciendo: “Allah maldice a aquellos hombres que buscan parecerse a las mujeres o a aquellas mujeres que buscan parecerse a los hombres.” [1]

Perfumarse fuera del Hogar

El Imam Hussein (as) cita al Profeta del Islam diciendo: “Cualquier mujer que se perfume y salga de su hogar está maldita por los ángeles y es privada de las bendiciones del Allah Todopoderoso hasta que regrese a su hogar.” [2]

Mal Mirar

El Imam Hussein (as) cita al Mensajero de Allah diciendo: “Una mala mirada es una de las flechas envenenadas de Iblis (Satán) y un mal mirar ocasiona arrepentimientos muy sufridos.” [3]

Evitar las Cosas Prohibidas

El Imam al- Baqir (as) narra: “Todos los ojos llorarán el Día de la Resurrección, a excepción de tres: un ojo que pasó las noches cuidando a los musulmanes (sus riquezas, tierras, etc.) en nombre de Allah; un ojo que lloró por temor de Allah y un ojo que bajó su mirada en contra de todos los actos prohibidos por Allah.” [4]

Mirar a las Mujeres

Se le preguntó al Imam Sadiq (as) si es lícito que un hombre mire el rostro de una mujer con la que desea casarse y también mirarla desde atrás. Él dijo: “Sí, no hay objeción en que un hombre mire a una mujer con la que desea casarse, incluyendo su rostro y que la mire desde atrás.” [5]

Saludar a las Mujeres

El Imam Hussein (as) dice: “El Mensajero de Allah (saw) solía saludar a las mujeres y ellas respondían su saludo- Mientras que el Comandante de los Creyentes, el Imam Ali (as), también solía saludar a las mujeres, pero le desagradaba saludar a las mas jóvenes de ellas y decía, “Temo que su voz me admire y por lo tanto me afecte de modo de cometer pecado más que obtener recompensas.” [6]

El Castigo de Perseguir Mujeres

El Imam Ja’far al- Sadiq (as) dice: “Un joven de Ansar encontró a una mujer en Medina. En ese momento las mujeres solían usar un velo, por lo que él la miró mientras ella venía hacia él. Ella pasó junto a él y él continuó mirándola hasta que entró a un callejón. Siguió observándola mientras iba por el callejón, hasta que se golpeó la cara con un saliente de una pared y la mujer quedó fuera de su vista. Entonces, inesperadamente, vio sangre fluyendo por sus ropas y su pecho. Dijo: “Debo ir e informar al Mensajero de Allah (saw) acerca de lo sucedido.” Cuando el Mensajero de Allah (saw) lo vio en esas condiciones le dijo: “¿Qué sucedió?” Cuando le comentó al Mensajero de Allah (saw) el hecho en detalle, el ángel Gabriel (as) bajó con este versículo: “Di a los creyentes que bajen la vista y sean castos. Es más correcto. Allah está bien informado de lo que hacen.” (Santo Corán 24:30). [7]

Sentarse a la Vera de los Caminos

Abi Said al- Khidri cuenta que el Mensajero de Allah (saw) dijo: “Tened cuidado con sentaros a la vera de los caminos.” Entonces, algunos de sus compañeros le preguntaron: “¡Oh, Mensajero de Allah! No podemos dejar estas reuniones a la vera de los caminos, en las que hablamos de diferentes asuntos.” El Mensajero de Allah (saw) dijo: “Si rehusáis dejar esos encuentros, entonces debéis dar al camino sus derechos.”

Le preguntaron: “¿Cuáles son los derechos del camino?” Dijo: “Bajar la vista, abstenerse de dañar a los demás, contestar los saludos, mandar lo que es correcto y evitar lo que es malo.” [8]

Desear el Honor de los Creyentes

El Comandante de los Creyentes (as) dijo: “Seguramente Allah se enfada por el honor de los creyentes y las creyentes. Por lo que un creyente debe enfadarse (por su honor). Porque aquél que no lo hace (por su honor) es alguien cuyo corazón está invertido.” [9]

La Dulzura de Bajar la Mirada

Abu Imamah relataba que el Mensajero de Allah (saw) dijo: “Un musulmán es aquél que ve las bellezas de una mujer y baja la mirada, Allah le dará la recompensa de la adoración cuya dulzura halle en su corazón.” [10]

Cuidar de Sí Mismo

El Mensajero de Allah (saw) dijo: “Cuidad de vosotros mismos de seis cosas y soy vuestra garantía del Paraíso: cuando habléis, decid la verdad; llevad a cabo vuestras promesas; dejad de lado vuestra confianza y ocultad vuestras partes privadas (excepto de vuestras esposas); bajad la mirada; retened vuestra mano de realizar agresiones o actos prohibidos.” [11]

Respetar a una Mujer

El Mensajero de Allah (saw), dirigiéndose a los musulmanes con ocasión del Peregrinaje de Despedida, les advirtió en contra de los valores que temía descuidaran y se refirió a la mujer como el tema importante acerca del que dijo: “Observad vuestro deber para con Allah en cuanto a respetar a las mujeres y tratarlas bien.”

El Matrimonio Bendito

Anas cuenta que el Mensajero de Allah (saw) dijo: “Quienquiera que se case con una mujer para su propia gloria, Allah no se la incrementará, sino que le traerá humillación; quienquiera que se case con ella por su riqueza, Allah no se la aumentará, sino que lo empobrecerá; quienquiera que se case con ella por sus antiguos títulos, Allah no los incrementará, sino en codicia; quienquiera que se case con una mujer por sólo bajar sus ojos, ocultar sus partes privadas y unirse en una relación; Allah lo bendecirá a través de ella, y viceversa.” [12].

El Santo Corán dice: “Y entre sus signos está el haberos creado esposas nacidas entre vosotros, para que os sirvan de quietud, y el haber suscitado entre vosotros el afecto y la bondad. Ciertamente, hay en ellos signos para la gente que reflexiona.” (Santo Corán 30: 21)

En otro versículo, las esposas obedientes son descriptas: “…Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Allah manda que cuiden.” (Santo Corán, 4: 34)

Alentar el Mantenimiento del Hiyab

El Islam, con su benevolente punto de vista hacia las mujeres, las alienta a que mantengan el hiyab en este versículo del Santo Corán: “¡Profeta! Di a tus esposas, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con el manto. Es lo mejor para que se las distinga y no sean molestadas. Allah es indulgente, misericordioso.” (Santo Corán, 33: 59)

Igualdad

El Santo Corán habla de la igualdad de los dos sexos en varios versículos. En un lugar dice: “Ellas tienen derechos equivalentes a sus obligaciones, conforme al uso, pero los hombres están un grado por encima de ellas.” (Santo Corán 2: 228)

En otro lugar, el Santo Corán dice: “¡Hombres! Os hemos creado de un varón y de una hembra y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus, para que os conozcáis unos a otros. Para Allah, el más noble de entre vosotros es el que más Le teme. Allah es omnisciente, está bien informado.” (Santo Corán 49: 13)

Acerca del trabajo y las buenas acciones, nuevamente el Corán revela la belleza del Islam y su tratamiento igualitario de los trabajadores. ¡Esto es algo que en Occidente aún no se ha logrado! El Santo Corán dice: “El creyente, varón o hembra, que obre bien, entrará en el Jardín y no será tratado injustamente en lo más mínimo.” (Santo Corán 4: 124)

“Al creyente, varón o hembra, que obre bien, le haremos, ciertamente, que viva una vida buena y le retribuiremos, sí, con arreglo a sus mejores obras.” (Santo Corán 16: 97)

En otro versículo, Allah, el Más Elevado, promete aún: “No dejaré que se pierda la obra de ninguno de vosotros, lo mismo si es varón o hembra, que habéis salido los unos de los otros…”

Santo Corán 3: 195

 

 
 

El Hiyab

En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso.

-Estoy tan cansada

-¿Cansada de qué?

-¡De toda esta gente! Juzgándome…

-¿Quién te juzga?

-¡Como esa mujer! Cada vez que me siento con ella me dice que use hiyab.

-¡Oh, hiyab y música! La madre de todos los temas.

-¡Si! Escucho música sin hiyab

-Bueno, usar hiyab sería algo bueno para ti.

-¿Quién lo dice?

-Está en el Corán, ¿no es cierto?

-Sí. Me dijo algo. Dijo que en el capítulo «La luz»

-Y en otras partes del Corán

-¡Sí! ¡Pero no es gran cosa de todos modos! Ayudar a la gente y rezar es más importante.

-Es cierto. Pero las grandes cosas comienzan con pequeñas cosas.

-Buen punto, pero lo que usas no es importante. Lo importante es tener un corazón bueno y sano.

-¿Entonces porqué pasas horas cada mañana arreglándote? Gastas mucho dinero en cosméticos, por no mencionar todo el tiempo que pasas arreglándote el cabello y haciendo dietas de bajas calorías.

-¡Pero no quiero usar hiyab! ¡Limita mi libertad!

-¿Pero las lociones y los demás cosméticos te liberan? De todos modos, ¿cuál es tu definición de libertad?

-La libertad está en hacer todo aquello que tienes derecho a hacer.

-No, libertad es hacer lo correcto sin temer a los demás.

-Mira, he visto demasiada gente que no usa pañuelo en la cabeza y ¡es buena gante! Y tanta gente que usa pañuelo ¡y es mala gente!

-¿Y qué? Hay gente que es amable contigo y es alcohólica, ¿eso significa que debes ser alcohólica?

-¡No quiero ser fanática! ¡Estoy bien del modo en que soy sin esto!

-Entonces eres una fanática secular; y extremista al desobedecer a Dios.

-¡No lo entiendes! Si uso hiyab ¿quién se va a casar conmigo?

-O sea que toda esa gente que usa hiyab ¿jamás se casó?

-Está bien, ¿y qué si me caso y a mi esposo no le agrada y quiere que me lo quite?

-Un hombre que no respeta tus valores no es digno para casarse.

-¿Y quién me contrataría?

-Una compañía que respete a la gente por quienes son.

-No después del 11 de septiembre.

-¡Sí! Después del 11 de septiembre. Hay muchas musulmanas trabajando en el mundo corporativo con sus pañuelos

-¿Por qué reduces la religión a un pedazo de tela, de todos modos?

-¿Por qué reduces la feminidad a tacones y labiales de colores?

-No respondiste mi pregunta.

-De hecho, lo hice. El hiyab no es sólo un trozo de tela, es obediencia, es coraje, y fe, y acción. Y es verdadera feminidad; pero las mangas cortas y los pantalones ajustados…

-¡Eso se llama moda! ¿Vives en una caverna o algo así? Antes que nada, el hiyab está basado en hombres que desean pisotear a las mujeres.

-¿Qué hay de las mujeres a las que sus esposos pelean por usar un hiyab? ¿Y mujeres y amigas que son obligadas por hombres a quitarse el hiyab? ¿Qué dices de eso? La persona que te pidió que usaras el hiyab era una mujer, ¿no es así?

-¡Sí! Pero…

-Pero la moda y el diseño promocionados y dirigidos por corporaciones de hombres ¿te liberan? Los hombres no tienen control en exponer a las mujeres y usarlas como mercaderías ¡Por fa-vor!

-¡Espera! ¡Déjame terminar! ¡Estaba diciendo…!

-¿Diciendo qué? ¿Qué crees que los hombres pisotean a las mujeres porque usan hiyab?

-¡Sí!

-¿Cómo, específicamente?

-Al decirles a las mujeres qué y cómo usar

-¿Acaso no ves revistas, películas y programas de televisión diciéndote qué usar para verte atractiva? Eso ¿no es control? ¿Presionándote a que vistas lo que ellos desean que vistas? No están controlándote sólo a ti, también controlan el mercado.

-¿Qué quieres decir?

-Te digo que lo hombres que diseñan las revistas, te están diciendo que te veas delgada y anoréxica, como las mujeres de las cubiertas.

-No entiendo, ¿qué tiene que ver el hiyab con los productos?

-Tiene mucho que ver ¿No te das cuenta? El hiyab es una amenaza para el consumismo. Las mujeres gastan billones de dólares en verse delgadas y vivir de acuerdo a estándares de la moda diseñada por hombres. Y por el otro lado está el Islam, diciéndote deja de lado todo ese sinsentido y enfócate en tu alma. Que no te preocupe lo que piensen los hombres acerca de tu apariencia. Abofetea sus ojos con tu pañuelo.

-¡Deja de sermonearme! ¡No voy a usar hiyab! ¡Es raro, atrasado y absolutamente fuera de lugar para esta sociedad! ¿Está bien?…

No puedo hacerlo…